viernes, 27 de marzo de 2015

MICRORRELATO "LA CULPA ES SUYA"

LA CULPA ES SUYA

Era una noche cualquiera, y aquel joven indefenso les pareció idóneo a los cinco para asaltarlo y divertirse con él. Parecía frágil, roto, y no aguató la primera, un rodillazo en el estómago, así que ni contemos el resto de la tunda que recibió de manos de la pandilla.

Postrado de rodillas ante ellos, doblado sobre sí mismo, escupiendo arcadas de sangre, logró balbucir:

"Tenéis que iros de aquí".

Se rieron. Eran cinco. ¿Qué iba a poder hacerles un debilucho como aquel a ellos? No sólo eran jóvenes, en forma, que cumplían con su cuota en el gimnasio, sino que iban puestos, además, con una buenísima combinación de metanfetaminas y cocaína, regada con abundante alcohol.

"Lo siento... La culpa es suya...", se lamentó el chico con un gemido apuntando al cielo nocturno.

Sobre el oscuro cielo, brillando sobre sus cabezas como una pálida moneda, una redonda luna llena los observaba, con los cráteres dibujando un triste rostro que se les antojó a algunos de ellos, a pesar del trance de las drogas, como más triste de lo habitual.

"La culpa es de la luna", rugió en plena mutación la víctima, que se fue convirtiendo ante sus ojos en un aterrador monstruo peludo de enormes fauces llenas de afilados dientes que chasquearon en el sepulcral silencio nocturno.


Apenas sí tuvieron tiempo de gritar.

Sus chillidos de horror se apagaron tan rápidamente como sus vidas. Luego, sólo los sonidos de masticación de la criatura, nutriéndose de la carne de sus cuerpos.

Wolf Music Instrumental - Full Moon (YouTube)




© Copyright 2015 Javier LOBO. Todos los derechos reservados.

5 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho. Hacía bastante tiempo que no leía nada tuyo y la verdad es que me encanta la forma clara de tu escritura. Un beso y mucho animo.
    Http://www.unaciudadenelcielo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola me encanto. Soy nueva en este de blog asi que te dejo el mio.
    keniaalondrac.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Hola Javier. Un micro que atrapa de principio a final, con esa manera tan particular de narrar, donde no dejas nada a la improvisación. Realismo y excelente narrativa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar